Diez años de Mugak

Aunque la canción dice que veinte años no es nada, en nuestro caso diez ya nos parecen bastantes. Hace ya diez años que iniciamos la andadura de esta revista y en este tiempo algunas cosas hemos conseguido en este empeño.

Destaca, de salida, las muchas amistades que la revista nos ha ayudado a forjar. Amistades, sí. Porque una de las satisfacciones que proporciona esta actividad es la de encontrar personas con tus mismos anhelos y aspiraciones. Y esto nos ha pasado muchas veces, de forma que las colaboraciones que hemos ido consiguiendo se han convertido a menudo en eslabones de una red que funciona en ambas direcciones. Cuando pedimos una colaboración, mostramos a su vez nuestra disposición a aportar lo que esté en nuestra mano.

El eco de nuestro trabajo, traducido en un significativo número de suscripciones, nos ha permitido también comprobar la utilidad de la revista. Una utilidad, además, para un público destinatario muy variopinto: desde ongs, que abarcan todo el ámbito de sensibilidades y geografías, hasta personas del mundo intelectual y universitario; desde centros de documentación hasta bibliotecas municipales o de centros cívicos; desde quienes trabajan en las Administraciones en contacto con el mundo de la inmigración, hasta sindicatos y partidos políticos; y por supuesto, mucha gente individual, variopinta, por tanto, de quienes poco sabemos más allá de su interés al suscribirse. Además, un fenómeno muy raro: hay quien se da de baja, claro, pero es algo residual y en cambio, el goteo de gente que descubre la revista es moderado pero constante.

Podemos afirmar, pues, que Mugak es ya una herramienta consolidada.
Pero sabemos también de no pocas mejoras que podemos introducir. Algunas, además, nos las vienen señalando mucha gente. Por ejemplo, la necesidad de tomar en serio la labor de difusión de la revista. Hasta ahora, viene siendo un producto que se difunde boca a boca. Quienes la descubren y pasan a suscribirse, es porque se la ha pasado alguna colega o la pillan en la estantería de alguna biblioteca. Vale, vamos a dedicar este año un esfuerzo sostenido en esa dirección y en breve solicitaremos la colaboración, en ello, de quien esté por la faena.

También queremos introducir cambios en el formato y contenidos de la revista. En este número nos pegamos el lujo de usar el color también para las páginas interiores, que para eso son diez años. En cuanto a las secciones, colaboraciones y demás, os enviaremos un cuestionario para que podáis participar en las modificaciones que tenemos en cartera. Y en cada uno de los siguientes números de este curso, os tenemos reservadas varias sorpresas que, seguro, tendrán una muy buena acogida. O eso esperamos.
Y, por supuesto, estamos abiertos a todo tipo de sugerencias y propuestas. Y es algo más que una frase hecha.

 Título

 Caja Emakume

Trabajadoras del Hogar

Refugio Karratua

MENTORÍA 2020

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65