Bajo los focos

Los medios, y en particular, la televisión son capaces de fijar y cambiar las agendas de la clase política.
El drama de unos pocos cientos de personas que trataban de salvar las vallas de Ceuta y Melilla, para acceder a la UE, adquirieron a lo largo de septiembre y octubre el carácter de problema de Estado. De inmediato, fueron borrados de la actualidad por la irrupción de las revueltas en los suburbios de Francia, que coparon la actualidad mediática en noviembre.

En ambos casos se desataron dos dinámicas diferentes, que pudieran acabar siendo complementarias. Una, la de la firmeza y la represión, que llevó en un caso a utilizar a los ejércitos a ambos lados de la frontera, con el resultado de cerca de una decena de muertos a balazos, decenas de expulsados e incluso abandonados a su suerte en el desierto; y en otro, a extremar el despliegue policial, las detenciones y juicios sumarios. La otra dinámica fue la de los discursos dirigidos a “atacar las causas”. Así oímos hablar de un Plan Marshall para África y de la necesidad de una política que atacara la discriminación y la falta de igualdad que padecen las poblaciones que habitan los suburbios franceses.

Bien. Se “agotaron” esos temas como actualidad mediática, aunque para nada se hayan agotado en la realidad, pues en Ceuta y Melilla sigue habiendo saltos de la valla y en Francia siguen incendiándose decenas de automóviles todos los días. Puede ser la premonición de que todo va a seguir como hasta ahora: practicando la política del avestruz, haciendo como que no se tiene conciencia de la envergadura de los problemas y empleándose tan sólo en la política represiva de detenciones y expulsiones o en poner parches a todas luces insuficientes.

Esto ocurrirá si se deja a la clase política seguir sus inercias. Es preciso que la actuación del movimiento asociativo no se vea aquejado también del mismo mal, que sea capaz de aprovechar el impulso dado a estas cuestiones por los medios de comunicación y articular iniciativas, proponer medidas e interpelar con ellas a la clase política para, en definitiva, no volver a encontrarnos, con los mismos problemas a la vuelta de la esquina. De seguir trabajando, día a día, aunque los focos enfoquen a otra parte.

Bizilagunak 2019

BIZILAGUNAK 2019

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65