Entre el fracaso, los rumores y las falsas alternativas

Entre el fracaso, los rumores y las falsas alternativas

Que el cupo de inmigrantes para el 2002 ha fracasado es una evidencia. Por un lado, ha impedido y sigue impidiendo las solicitudes de permisos de trabajo y residencia a miles de personas que tienen ofertas de empleo firmes y que podrían estar trabajando, percibiendo sus salarios y en alta en la Seguridad Social, como cualquier trabajador o trabajadora. Y, por otro lado, tampoco se ha cubierto, pues su propio fundamento y el sistema de gestión de la mano de obra, como reiteradamente han venido señalando los técnicos del INEM y se ha visto en la práctica, no tenía ni pies ni cabeza. Nueve meses después de su entrada en vigor sólo se ha cubierto el 18% de lo ofertado como puestos de carácter permanente.
La situación de bloqueo que padecemos desde el 14 de enero está propiciando el desarrollo de un montón de rumores (que si el cupo se va a abrir, que si el régimen general se va a poner de nuevo en marcha…), clavo ardiendo al que se agarra la esperanza de miles de personas, pero que, por desgracia, puede acabar quemando. Hoy por hoy, si nos atenemos a lo que está escrito en la normativa que lo regula y a las propuestas que está habiendo en el parlamento, parece que lo más sensato es no hacer caso de esos rumores, aunque ello suponga romper algunas esperanzas. La normativa sobre el cupo dice que si éste no se completa para el 30 de septiembre, se reasignará, y no dice nada sobre el régimen general. Si nos atenemos a las iniciativas parlamentarias, el PSOE ha anunciado que para comienzos del año que viene presentará una propuesta de gestión diferente, y que para este último trimestre del año, dado el fracaso de lo que ha habido hasta ahora, pedirá que la reasignación no tenga carácter provincial sino estatal, para que haya mayor flexibilidad. Por otro lado, el recurso interpuesto ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo por varias asociaciones, entre ellas SOS Racismo, sigue su curso, pero nadie aventura una fecha concreta sobre su resolución.
Por tanto, seguimos igual de mal de como estamos desde enero, y seguiremos así hasta que no se rompa en su fundamento el sistema del cupo y el bloqueo del régimen general. El problema no se solucionará con pequeños parches, pasando del ámbito provincial al estatal a la hora de las reasignaciones y cosas por el estilo. Y tampoco se solucionará con la entrada de algunas organizaciones de inmigrantes en la disputa por la distribución del cupo, tal y como anuncia alguna de ellas.
El cupo es un mal sistema. Tenemos ya once años de experiencia desde que se aprobó la primera proposición no de ley en 1991. El cupo forma parte de ese núcleo duro de la normativa de extranjería, orientado a la contratación de mano de obra barata en sectores económicos poco regularizados y globalmente precarios. O atacamos ese núcleo duro, o estaremos jugando en el terreno de juego marcado por el Gobierno y con el árbitro vendido.

Bizilagunak 2019

BIZILAGUNAK 2019

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65