La frontera interior. Análisis de los debates parlamentarios sobre la política de inmigración

La frontera interior. Análisis de los debates parlamentarios sobre la política de inmigración en España

Luisa Martín Rojo y otros

Luisa Martín Rojo, de la Universidad Autónoma de Madrid, con la colaboración de Esther Alcalá, Aitana Garí, Emilio Batista, Elena Balsera, Helena Poveda, Elena Cano, Rubén Flores y Verónica Alfaro han llevado a cabo una investigación tomando como base los debates parlamentarios llevados a cabo, tanto en sesiones plenarias como en comisiones, en los años 1996 y 1997, en el parlamento español sobre la política de inmigración*. Destacaremos algunas de sus conclusiones:
Para algunas fuerzas políticas la inmigración parece concebirse como un problema policial y judicial, que demanda soluciones policiales, y que no puede ser tratado con independencia, sino que está determinado por los tratados proteccionistas de la UE. Otra posición, que consideramos incipiente, porque suele dar lugar más a declaraciones de intenciones que a propuestas de políticas concretas, sitúa esta cuestión en el ámbito socio-político, es decir, en el ámbito de la política y de la convivencia interior, exigiendo la puesta en marcha de políticas sociales y de integración. En este sentido, resulta significativo que sea la comisión de Justicia e Interior la elegida para estos debates, antes que la comisión de Asuntos Sociales.
Si bien registramos la existencia de un debate que se prolonga más allá de los límites de una sesión parlamentaria, al mismo tiempo, obervamos la existencia de un reglamento que rige la confrontación. Así, al tiempo que observamos un debate entre las distintas visiones de los acontecimientos, también existe cierto consenso entre las distintas fuerzas. Esta dinámica de enfrentamiento y consenso se hace particulamente evidente cuando estudiamos la cortesía parlamentaria. El recurso frecuente a estrategias de “cortesía positiva” y de “cortesía negativa”, contribuyen a crear un contexto comunicativo en el que resulten admisibles y tolerables las disensiones y los enfrentamientos dialécticos, sin que ello amenace la relación social, es decir, sin que ello ponga en riesgo el juego parlamentario. Dichas estrategias contribuyen a tener en cuenta que los miembros parlamentarios están unidos por un ‘tácito contrato’, implicado en el hecho de participar en el mismo juego: el campo político, que es el monopolio de los profesionales. Estos dos tipos de cortesía remiten a la lealtad y a la solidaridad grupal, y lo hacen atenuando las amenazas que conlleva para las imágenes de los participantes: se trata de un juego que impone el enfrentamiento.
A la hora de ilustrar, justificar, y legitimar las posiciones de cada grupo con respecto a la política de inmigración se recurre, aunque desde perspectivas distintas, a tópicos comunes a todos ellos, a saber: La emigración desde España y la inmigración hacia España; España, frontera europea; Los campamentos de Ceuta y Melilla; Las relaciones con Marruecos. Junto a estos tópicos existen otros que no son comunes, sino que aparecen solamente en el discurso de algunos grupos, debido al papel que desempeñan en su argumentación. Entre ellos destacan:
–Las redes ilegales, referencia constante en los miembros del gobierno y que son presentadas como los causantes de todos los males actuales, tanto de la afluencia descontrolada de inmigrantes, como de sus muertes en el trayecto, así como de la situación que posteriormente afrontan. La recurrencia constante a este tema permite la constitución de un enemigo, del que los inmigrantes son víctimas a las que hay que defender. Las críticas son constantes por el trato deshumanizado que dan a los inmigrantes y permiten no sólo mantener una cara amable solidaria, sino justificar, al mismo tiempo, la intervención de la policía y sustentar también una visión policial de la cuestión.
–Inmigración y demanda de trabajadores, sólo IU plantea que la inmigración es la respuesta a la demanda de trabajadores, y que, satisfaciendo esta demanda el fenómeno entraña progreso y desarrollo económico.
–Expulsiones de inmigrantes, planteado por la oposición con objeto de controlar si se justificaban o no, y si han sido legales o no.
España aparece en el discurso de todos los parlamentarios como “la puerta de Europa”, que se “cierra”, o “abre”, cerrando el paso a la miseria y protegiendo con ello el mundo que vive en opulencia. Tanto las metáforas que presentan a España como “puerta” de la muralla o “muro de contención”, como las que presentan a Europa como “fortaleza asediada”, hacen pensar que el modelo de “flujo controlado” es para algunos una forma de aliviar la presión sobre el muro, mientras se mantienen las puertas cerradas. Lo que no se discute en ningún momento es el marco europeo. Son precisamente la legislación y las instituciones europeas quienes deben arbitrar políticas más abiertas y solidarias, y vigilar las aplicaciones actuales. La inmigración sigue viéndose como un fenómeno que ha de ser ordenado, controlado, frenado, detenido, como único medio para hacerlo tolerable.
Las elecciones léxicas de los oradores ponen de manifiesto en qué medida se establece una frontera interior, que distingue y marca la oposición entre el endogrupo y el exogrupo.
Entre los términos que incrementan la polarización “nosotros”-“ellos” destacan:
–el nombre “inmigrante” es el más empleado por todos los parlamentarios. Esta forma de designación tiene en España connotaciones negativas, lo que se hace evidente si lo contrastamos con emigrante.
–el nombre “extranjero”, es el segundo más empleado, aunque seguido muy de cerca por el de “persona”.
Entre las forma de designación que atenúan el deslindamiento entre “nosotros”/”ellos”, figuran: –el nombre “persona”, marca la tendencia contraria, esto es, a eliminar la frontera entre el “endogrupo” y el “exogrupo”, al categorizar a los individuos a partir de su idéntica condición humana.
–el nombre “ciudadano”, el cual no sólo es inclusivo, al marcar la identidad de la condición, sino integrador, ya que confiere a las personas los mismos derechos.

 Trabajadoras

Cartelpequeño

BIZILAGUNAK 2019

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65