¿Hacia un movimiento europeo de sin-papeles?

¿Hacia un movimiento europeo de sin-papeles?

Peio M. Aierbe

El pasado mes de diciembre tenía lugar en Berlín un acto sin lugar a dudas importante para el futuro del movimiento europeo en pro de los derechos de los inmigrantes. Madjiguène Cissé y los Sans-Papiers de Francia recibían el premio Carl von Ossietzky de la LIGA, sección alemana de la Federación Internacional de Derechos Humanos.
Este acto, así como otros que se han desarrollado en la capital berlinesa en la primera semana de diciembre, han servido para poner de largo un incipiente movimiento de “Ohne papiere” en Alemania. En el acto de entrega del premio dieron testimonio de su experiencia numerosos sin-papeles, de los orígenes más diversos, que se agruparon tras una pancarta que reclamaba “queremos el derecho de residir”.
Mogniss H. Abdallah, de la agencia IM’media, lo recogía así: Entre los “ilegales”, que comienzan a adoptar el label de “Ohne papiere”, incluso de “sans-papiers” en francés, no hay todavía líderes con un carisma “vendible” a los medios de comunicación, sino hombres y mujeres que dan testimonio de su calvario cotidiano y que quieren que termine. El cinismo de las autoridades alemanas es desmontado por los sobrevivientes del incendio criminal del Centro de Refugiados de Lübeck que ocasionó diez muertos en 1996, hoy amenazados de expulsión y viviendo siempre bajo la sospecha de haber sido ellos mismos responsables del drama. Los testimonios desde la tribuna son apoyados por el dosier de prensa preparado por la LIGA, que enumera una quincena de casos como el de Alí, libanés que ha visto rechazada su petición de asilo y Ohla su hija de once años, delegada de su curso escolar, amenazados de expulsión inminente; o Paula, niña rumana violada; o Abu del Yemen, exdrogadicto que ha finalizado su tratamiento terapéutico y no tiene autorización administrativa para permanecer; o también Habiba de Siria, golpeada por su marido expulsado después, que ha conseguido su divorcio pero que a su vez se encuentra amenazada de expulsión… Todos están ahí, sin estatuto, en situación de espera, tolerados o no.
Esta aparición pública sigue a una serie de encierros en iglesias, de refugiados en demanda de asilo, llevados a cabo durante los últimos años, así como a una “Caravana de refugiados e inmigrantes” que recorrió Alemania el pasado verano, durante la campaña electoral, y a la red “Keine Mensch ist Illegal” (Ninguna Persona es Ilegal) como intentos más recientes de impulsar la acción política en este terreno.
¿Estamos en los prolegómenos de un movimiento europeo de Sin-papeles? Aunque ésta es una discusión que se planteó en estos encuentros de Berlín y que es visto como una esperanza por no pocos activistas, creo que antes de avanzar una respuesta conviene detenerse en las características de este movimiento.

Un nuevo actor social
La irrupción de los sans-papiers de Saint-Bernad, en la primavera del 96 en París, tuvo al menos dos características novedosas, una fue la de reivindicar papeles para todos y la otra, la de jugar un papel autónomo los propios sans-papiers en lucha. Fueron ambas cuestiones las que cambiaron en parte el panorama político preexistente.
La reivindicación de papeles para todos rompía el hábito de atenerse al marco legal existente y tratar de estirar de él, caso por caso, para lograr encajar al mayor número posible de inmigrantes. Evidentemente, en este planteamiento siempre se partía de que toda una serie de inmigrantes en ningun caso eran “legalizables”. Al cuestionar las leyes existentes impulsaron un debate sobre la validez de las mismas y, en última instancia, cuestionaron la política de cierre de fronteras, uno de los pilares de la construcción europea.
Al hacerlo de forma autónoma y reivindicar su derecho a ser sus propios interlocutores con la sociedad y la Administración, establecieron una relación nueva (a menudo conflictiva) con las organizaciones francesas de solidaridad y posibilitaron el surgimiento a lo largo y ancho de toda Francia, de otros colectivos de sans-papiers que tomaron en sus propias manos la lucha por sus derechos. Un elemento que impactó en la opinión pública fue comprobar que buena parte de los nuevos actores sociales, los sans-papiers, eran gente que llevaban años integrados en la sociedad francesa, compartiendo buena parte de sus valores culturales y que habían sido despojados de su situación legal debido a los sucesivas modificaciones introducidas en la propia legislación. Quienes dieron rostro a las reivindicaciones, ganaron su legitimidad ante una parte importante de actores sociales franceses (que protagonizaron una serie de movilizaciones memorables) y ante la opinión pública.
Estas luchas impactaron, como no podía ser de otra forma, en no pocas de las organizaciones de solidaridad presentes en diversos países de la UE. Pero los factores antes citados, que hunden sus raices en las características de la sociedad francesa, están lejos de reproducirse en el resto de países. No cabe duda que es importante la difusión del ejemplo de los sans-papiers y necesaria la discusión de algunas de sus aportaciones. Así, la reivindicación de Papeles para todos parece ser que se abre paso en diversos países. Aquí en el Estado español, existen ya varias plataformas con esa reivindicación, de las que dimos cuenta en el anterior número de Mugak. También en otros países como Bélgica o Italia está teniendo su importancia la experiencia de los sans-papiers.
Más allá de pretender una copia mimética del ejemplo francés, el nuevo vigor que proporciona dicho movimiento puede influir en un renovado esfuerzo por impulsar la relación y el debate entre las diversas iniciativas de base hoy existentes en el panorama europeo que luchan por el reconocimiento de los derechos de los inmigrantes y exigen la regularización de los refugiados y sin-papeles que viven en Europa. De cara a facilitar esta tarea, en la última semana de febrero y de la mano de Mugak, junto a las diversas plataformas existentes en Madrid, Barcelona, País Valencia y Euskadi contaremos con la presencia de Madjiguène Cissé.

 Título

 Caja Emakume

Trabajadoras del Hogar

Refugio Karratua

MENTORÍA 2020

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65