Red Ciudadana de Acogida / Hiritarron Harrera-Sarea: Balance de la actividad de un año.

Publicada 09 de Agosto de 2019 09:32

Logo%20nuevo%20red

San Sebastián/Donostia 

1ª Etapa


Hace un año, llegaban a nuestra ciudad un elevado número de personas migrantes y refugiadas, en tránsito hacia otros países de la UE, que no encontraban recursos para alojarse unos días y reponerse antes de continuar su camino. Ante ello se creó en Donostia la Red Ciudadana de Acogida / Hiritarron Harrera Sarea. La Red combinó su demanda a las instituciones para que pusieran en pie los recursos necesarios, con labores de acompañamiento.

Tan sólo en los dos primeros meses la Red atendió a 220 personas (201 hombres, 17 mujeres y un niño y una niña) a quienes dio apoyo consistente en:

-Información sobre su situación legal y posibilidades de solicitar asilo o de regularizar su situación.
-proporcionarles la ropa, mochilas y útiles de aseo que necesitan.
-ayudarles a recibir dinero de sus familias.
-ayudarles a reencaminarse a otras ciudades del Estado, si tienen red familiar en ellas.
-derivación a urgencias sanitarias en siete casos.
-recarga de móviles y los correspondientes accesorios.
-encaminarles a Irún e informarles de los problemas en la frontera.
-proporcionarles escucha y acompañamiento.

Se realizaron varias concentraciones, reuniones con el Ayuntamiento, manifiestos a los medios de comunicación.

A iniciativa del Gobierno Vasco, se realizaron tres reuniones de la Mesa Interinstitucional (Gobierno Vasco, Diputación, Ayuntamientos de Donostia e Irun y Cruz Roja) con las Redes de Acogida de Donostia e Irun. En ellas se pudo exponer los puntos de vista de la Red así como escuchar nuestras demandas, y poco más. La concepción de la participación por parte de las instituciones, en opinión de la Red, está muy lejos de los parámetros que se publicitan sobre la participación de la sociedad civil en las decisiones políticas. De ahí que los resultados de estas reuniones fueron muy escasos y, a todas luces, insuficientes. Esto resultó agravado por las dificultades de relación con Cruz Roja, entidad encargada de gestionar los recursos de acogida, que en ningún caso consideró a la Red como una aportación ciudadana en la que apoyarse y con la que establecer una relación de colaboración, sino, diríamos, todo lo contrario.

Esta 1ª etapa, que podemos situar hasta finales de octubre, se van poniendo en pie una serie de recursos, fundamentalmente en Irun, y la deriva allí por parte de Cruz Roja de los autobuses que fletaban desde el sur.
En este tiempo hay un número de personas que no siguen ruta hacia otros países. En unos casos, porque solicitan acogerse al derecho de asilo. En otros, por no tener perspectivas más allá de nuestras fronteras. De estas últimas, la Red se encuentra con una veintena de personas que, al decidir quedarse aquí se encuentran en situación de calle. La Red, para evitarlo, contacta con el Gaztetxe de Txantxerreka que se ofrece, de manera excepcional y provisional, a alojarlos en su local. Paralelamente, la Red se reúne repetidamente con el Ayuntamiento para buscar recursos que cubrieran esa necesidad, ofreciendo diversas alternativas con implicación de la Red. La respuesta del Ayuntamiento es siempre negativa.

2ª etapa

Con la deriva sistemática por parte de Cruz Roja al recurso de Irun, la atención de la Red se centra en la estación de autobuses, donde queda varada un significativo número de personas, desorientadas y sin ningún recurso. Esta atención se da por las noches, en turnos de 12:00h a 2:00 de la madrugada y son numerosas las personas atendidas, a quienes se proporciona información, se les da alimentos y ropa a partir del local de SOS Racismo, así como se les deriva, en algunos casos, a recursos sanitarios. Es en esta época cuando encontramos a gente más rota, que trasmiten historias que ponen la carne de gallina y que muestran su determinación en seguir buscando una salida a sus vidas. Esta atención, absolutamente necesaria, nunca fue considerada por las instituciones ni por la Cruz Roja (Aitor Allende, coordinador en Euskadi “Nunca se montan dispositivos en estaciones de autobuses y trenes, porque ellos llegan con su viaje pensado y organizado y con su red de contactos” Diario de Noticias de Gipuzkoa 05/07/2018). No importa que la realidad desmintiera continuamente esta afirmación, que nunca podía hacerse extensiva a todas las personas migrantes, ni a la mayoría de ellas. Cruz Roja nunca modificó su criterio.
La Red no llevó una contabilidad de las personas atendidas en esa etapa, que sumaron bastantes cientos. Como muestra, el 18 de octubre, la noche en que la iniciativa Kale Gorrian, impulsada desde el Ayuntamiento, hizo el recuento de personas durmiendo en la calle, encontraron a unas sesenta personas durmiendo en la estación de autobuses (que no entraron en el recuento, al estar de paso), 13 de ellas chicas jóvenes, una en avanzado estado de gestación, así como dos niños. Y no fue la noche con mayor número de personas.

En esta etapa, la Red, junto con SOS Racismo, denuncia la práctica de control que realizan varias compañías de transporte en recorridos transfronterizos al solicitar una documentación para poder viajar, lo que viola la libre circulación en territorio Schengen. La denuncia a los medios, ante las propias compañías o ante el Gobierno Vasco, que tiene competencias en el ámbito del consumo, no obtiene, a día de hoy, ninguna respuesta.
Al mismo tiempo, la Red sigue acompañando a los jóvenes africanos que se han quedado aquí a conseguir su documentación, empadronamiento y acceso a los recursos existentes. En esta labor, contacta y trabaja coordinadamente con los Servicios Sociales del Ayuntamiento, SMUS, de cara a acceder a las Ayudas de Apoyo al Plan de Trabajo Compartido (AAPTC). La ayuda primera y más importante es conseguir algún recurso habitacional. La Red comprueba así lo complicado que resulta poder acceder a ayudas existentes, tanto por la complejidad de los procedimientos establecidos como por la carestía del mercado de alquiler en nuestra ciudad. De forma que sin la implicación de la Red hubiera sido imposible que estas personas accedieran a recursos que, aunque escasos, existen.
Por otra parte, esta labor ha permitido un conocimiento mutuo Red Ciudadana-SMUS que ha dado lugar a una estrecha colaboración, muy importante de cara a ayudar a estas personas a salir adelante. Esta colaboración es valorada muy positivamente desde la Red.
Finalmente, en esta segunda etapa, la Red va entrando en relación y ayudando a un número creciente de jóvenes, principalmente magrebíes, en situación de calle. Una parte mayoritaria de estos jóvenes ya son usuarios de recursos que gestionan diversas entidades (Caritas, Kolore Guztiak, Loiola Etxea, Cruz Roja, Arrats, Emaus). La relación de la Red incorpora un acompañamiento en algunas de las necesidades sin cubrir.

3ª etapa. Situación actual

La llegada de personas en tránsito ha descendido sensiblemente, entre otras razones, debido a la colaboración entre los Gobiernos de España y Marruecos en la represión de las personas que tratan de alcanzar las costas españolas. Por otro lado, los recursos puestos en pie por las instituciones, en Irun en el caso de Gipuzkoa, permiten alojar a las personas que llegan, aunque volviéramos a las cifras del pasado año. De ahí que, en este terreno, no sea necesaria, en lo esencial, la implicación de la Red.
En cambio, lo que aumenta es el número de personas en situación de calle para las que no hay recursos suficientes desde las instituciones.
Desde la Red hay una implicación creciente con los jóvenes inmigrantes en esta situación. A día de hoy hay una relación, en grados muy diversos, con un centenar de ellos. Chicos en su mayoría así como media docena de mujeres. Del Magreb y también del África Subsahariana.

La atención va desde el apoyo alimentario, con recursos del Banco de Alimentos, acompañamiento emocional, ayuda en trámites legales e incluso en búsqueda de recursos habitacionales.
A la falta de recursos suficientes desde las instituciones se añade el hecho, que estimamos muy grave, del creciente número de jóvenes que habiendo estado tutelados por la Diputación, son dejados en la calle, sin recursos, al cumplir la mayoría de edad. Tanto chicos como chicas.
La Red, que es un agente que recién se ha implicado en estos perfiles, trata de aprender de la experiencia que ya tienen las entidades que vienen trabajando con estos sectores y de coordinarse con ellas, además de con los Servicios Sociales municipales, SMUS. Y, entendiendo que en esta problemática han de implicarse también otros municipios, intentará entrar en contacto al respecto con algunas de esas corporaciones, además de con los Departamentos afectados de Diputación.
La Red está conformada en su totalidad por personas voluntarias y se autofinancia con las aportaciones de quienes la apoyan, sin ningún apoyo institucional.

Conclusión

La Red Ciudadana de Acogida / Hiritarron Harrera Sarea ha celebrado en la última quincena dos asambleas en las que ha hecho este balance y ha fijado el ámbito de trabajo de cara al futuro. El eje lo configuran el trabajo con las personas migrantes en situación de calle, que están sometidas a una legislación discriminatoria de extranjería que les impide acceder en igualdad de condiciones a los medios para ganarse la vida y que, a menudo, sufren un rechazo y un trato discriminatorio por motivos xenófobos.
Este trabajo, que ya se viene desarrollando, continuará a dos niveles:
-La exigencia a las instituciones para poner en pie los recursos necesarios, así como la sensibilización de la sociedad
-El acompañamiento a estos jóvenes, en la medida de los recursos de la Red, para poder salir adelante y no estar condenados a la exclusión.
Por ello, hacemos un llamamiento a las personas dispuestas a echar una mano en esta tarea, a contactar con la Red. Las maneras de colaborar son muy variadas y toda ayuda es poca. Lo que nos puede parecer poca cosa, para algunas personas supone un apoyo enorme. Sabemos que en Donostia hay muchas personas con esta disposición, tiempo y recursos para ello. Los equipos que funcionan en la actualidad son: Acompañamientos, Mentoría, Idiomas, Reinserción-orientación, Formación, Comunicación, Banco de Alimentos, Vivienda, Visibilización, Ropa.


En la búsqueda de una sociedad cohesionada, donde no se deje a nadie atrás y en la que todas las personas sean iguales en derechos y obligaciones, la implicación de la sociedad civil es indispensable.

Te esperamos.

Bizilagunak 2019

BIZILAGUNAK 2019

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65