30 de marzo, Día Internacional de las Trabajadoras de Hogar. Todos los derechos para todas las Trabajadoras de Hogar.

Publicada 27 de Marzo de 2020 09:22

Fuente: Grupo de Trabajadoras de Hogar de SOS Racismo Gipuzkoa

Trabajadoras01

Este año, el 30 de Marzo, Día internacional de las Trabajadoras de Hogar, ha llegado con un país confinado en casa debido al Estado de Emergencia Sanitaria decretado por el Gobierno. La opinión pública debate sobre las consecuencias que esto puede tener, no sólo para nuestra salud, sino también para nuestra economía, y que puede traducirse en cierres de empresas y un aumento brutal del desempleo. Nuestros gobernantes desde el primer día anunciaron medidas compensatorias para personas trabajadoras, autónomas, funcionarias, microempresas, macroempresas, banca, etcétera. Es decir, para la gran mayoría de la población asalariada y los sectores económicos con más peso del país. ¿Y quién se queda fuera? La minucia de 580.000 trabajadoras y trabajadores, la inmensa mayoría mujeres (501.000, EPA 4º Tr. 2019) y muchas además migrantes, que se dedican al trabajo de hogar y de cuidados. Un sector que se diluye en decenas de miles de hogares, olvidado, discriminado y minusvalorado por la sociedad y la legislación laboral y esto a pesar de que es indispensable para que el engranaje social funcione con normalidad.

El trabajo de hogar y de cuidados sigue siendo el gran olvidado. Los balcones no se llenan de aplausos para ellas.

A nuestro teléfono de SOS Racismo nos llaman trabajadoras a las que se les obliga a coger vacaciones, a las que se les manda a casa sin salario, a las que se les obliga a encerrarse en los domicilios junto a las personas que cuidan hasta que se acabe el confinamiento. Nos informan también de despidos sin que las afectadas puedan acogerse hasta el momento a ninguna de las medidas que el gobierno ha puesto en marcha ya que no tienen derecho al desempleo. Las trabajadoras en situación irregular viven angustiadas y con miedo de los controles policiales debido a que no pueden justificar que van a trabajar.

Mientras escribimos esto se hace público que el Gobierno Español, ante las protestas de las organizaciones de trabajadoras, va a conceder un subsidio excepcional para un mes, equivalente al 70% de la base de cotización, para aquellas trabajadoras y trabajadores de hogar que pierdan su trabajo total o parcialmente y que estén dados de alta en la Seguridad Social. Esto sin duda es un avance importante pero a todas luces insuficiente dado el alto número de trabajadoras sin contrato, que ronda el 30% del total. Otro factor muy importante a tener en cuenta es que el desempleo se contabilizará en función de una de cotización que en muchísimos casos está por debajo de su salario real. Esta irregularidad, de sobra conocida por los responsables de la Seguridad Social y que fue denunciada ante el Defensor del Pueblo a finales del año pasado por varias organizaciones de trabajadoras (Asociación de Trabajadoras de Hogar de Bizkaia, Bidez Bide y Trabajadoras de Hogar de SOS Racismo), supondrá una merma considerable en la prestación ahora aprobada para muchas trabajadoras.

Nos encontramos pues ante una medida necesaria pero que se queda corta por insuficiente y transitoria. Si no se ha controlado que toda la que trabaje cotice, si no se ha querido actualizar las cotizaciones al sueldo real, si no se ha facilitado la regularización administrativa, no pueden ser ahora las trabajadoras las víctimas de ello. En palabras de Isabel Otxoa de la Asociación de Trabajadoras de Hogar de Bizkaia: “Quede claro que el contrato privado de trabajo doméstico no es una buena solución para el cuidado en casa, pero ahora se trata de destacar la deuda monetaria que existe con las trabajadoras, acumulada durante mucho tiempo. No necesito alegar derechos humanos ni laborales, me limito al asunto contable y este ángulo debería servir para decidir que es el momento de parar el expolio de la fuerza de trabajo en el empleo de hogar. Se lo tienen ganado, es eso”.

Es por esto que nos sumamos a la petición: SUBSIDIO PARA TODAS. No sigamos permitiendo que este sector siga a la cola de los derechos.

Además, ya es hora de que se tomen las siguientes medidas:


1. Reconocimiento de la prestación por desempleo para las trabajadoras de hogar y cuidados y abolición del sistema de cotización por tramos. Cotización por el salario real.
2. Abolición del desistimiento para evitar el despido libre.
3. Medidas especiales de protección para las trabajadoras en situación administrativa irregular.
4. Aumento de las Inspecciones de Trabajo. Respeto a la jornada laboral y los descansos legalmente establecidos.
5. Garantías para el disfrute del derecho al cuidado de sus propias familias en igualdad al resto de trabajadoras/es.
6. Inclusión del sector en la provisión de equipos de protección individual para evitar la propagación del contagio.
7. Integración inmediata en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
8. Habilitación de medidas excepcionales para la suspensión de las cuotas de cotización a la Seguridad social de los y las empleadoras laboralmente activos/as afectados/as por la crisis del COVID-19 o, de aquellos/as que se hayan visto obligados a realizar nuevas contrataciones para reforzar los cuidados en época de confinamiento, de modo que se eviten sobrecostes que conlleven nuevos despidos o reducción de salarios.

El próximo 30 de marzo a las 20:00 salgamos a los balcones a apoyar a las trabajadoras de hogar. Mano Emakume

Por sus derechos.

Porque no las podemos dejar atrás.

Contacto: 658749756 (SOS Racismo)

 Título

 Trabajadoras

Procedimiento para solicitar
el subsidio extraordinario
en Empleo de Hogar

Cartelpequeño

BIZILAGUNAK 2019

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65